06/26/12

Antes de amar a mis hijos, me amo a mi misma…

Si quiero más a mis hijos que a mi, no me quedará amor ni equilibrio emocional para protegerlos.

Si quiero más a mis hijos que a mi, no podré amarlos de verdad porque me descuidaré a tal punto que puedo enfermar o deprimirme.

Si quiero a mis hijos más que a mi, no podré vivir en pareja porque no me quedará amor propio, ni amor para compartir con un hombre.

En cambio, si me amo a mi misma por encima de todo, seré una mujer integra, segura emocional y físicamente que estará preparada para todos los retos que le imponga la maternidad.

Para amar a los hijos, primero tenemos que amarnos a nosotras mismas.

06/24/12

El Silencio de la Depresión Postparto

En todos los artículos que escribo dejo claro quién soy, de dónde vengo y qué es lo que espero de la vida, una parte de mí siempre está a la vista en mis letras… Cuando supe que iba a ser madre, condición que busqué y esperé por mucho tiempo, fui la mujer más feliz del mundo porque me conocía a mí misma. Era una adulta responsable, profesional y con un matrimonio maravilloso.

Mi embarazo fue estupendo, no sufrí achaque alguno y trabajé hasta dos semanas antes de la fecha programada para la cesárea. Lo que nunca imaginé fue que los meses posteriores al nacimiento de mi hijo me iba a perder dentro de mí misma, que la mujer que creía conocer me era extraña y que el control de mi vida ya no lo tenía yo.

Continue reading