Cómo atenuar el estrés en el hogar bajo situaciones de crisis

Para nadie es un secreto que nuestro país vive momentos de estrés constante debido a la delicada situación política y social. Como familia lo primordial es garantizarnos un clima de bienestar y seguridad emocional, sobre a todo cuando tenemos niños pequeños en casa, y como ciudadanos promover el diálogo, la reconciliación y la paz, sea cual sea su tendencia o ideología.

Aquí algunos consejos generales basados en las Recomendaciones de la Red de Apoyo Psicológico UCV (07/10/2012).

  • La violencia genera violencia. Evítela.
  • Propicie el diálogo y evite la confrontación.
  • Controle las expresiones de miedo o rabia. Trate de mantener la calma.
  • Cuide espacios de convivencia y participación, tales como la familia, la escuela, la comunidad.
  • Trate de no exponer a los menores a expresiones de violencia. No lleve niños a marchas y manifestaciones.
  • Proteja la integridad física y psicológica de los niños, adolescentes, ancianos, enfermos y personas con discapacidad.
  • Trate de mantener los hábitos y rutinas de los niños en el hogar y la escuela.
  • Diga a los niños sólo los detalles concretos y básicos de las situaciones políticas, de forma que ellos los puedan entender. Déles la oportunidad para dibujar y jugar, y aproveche esas experiencias creativas para invitarlos a contar sus historias sobre lo que ven y sienten con lo que ocurre.
  • Genere o fortalezca redes de apoyo que ofrezcan espacios de intercambio y seguridad afectiva.
  • Esté atento a sus reacciones emotivas y evite descargar expresiones de miedo, rabia o impotencia en los más cercanos  (pareja, familiares, amigos, vecinos o colegas).
  • Realice actividades de índole física, social o espiritual, que propicien el encuentro de un lugar de paz dentro de sí mismo y/o de comunión con otros. Facilite el equilibrio de los procesos de alimentación y descanso.
  • Antes de seguir o hacer circular un rumor (via email, mensaje de texto o Twitter), verifique la fuente y veracidad del mismo.
  •  La transmisión de rumores alarmistas puede generar situaciones de pánico, violencia, etc. Sea responsable de la información que transmita.
  • Evite hacerse eco de rumores de desabastecimiento y realizar compras nerviosas.
  • Rechace convocatorias personales o colectivas a actos de violencia. 
  •  Evite el aislamiento. Mantenga la comunicación y el intercambio de opiniones que ofrezcan distintas miradas y la búsqueda de alternativas.
  • Mantenga hábitos saludables en su rutina diaria y evite el uso de alcohol y drogas como medidas de manejo del estrés. 
  • Procure filtrar la información de programas de radio y televisión que induzcan –explícita o implícitamente– a la discriminación y a la violencia, o que provoquen miedo, rabia o inciten a incurrir en acciones de retaliación o venganza.
  • Diversifique las fuentes y contenidos reales o virtuales de información política y, en la medida de lo posible, observe programas o videos de otros contenidos.
  • Intente mantener el humor –constructivamente– y la serenidad y busque un tiempo para la recreación y el entretenimiento.
  •  Participe y organícese para defender sus derechos sin violencia. Confíe en las potencialidades de la acción colectiva.
  • Recuerde y confíe en la apuesta a la paz y a la democracia de la población venezolana.

 

Ante tanta polarización y extremismos en las ideas, debemos tener presente:

  1. Reconocer al otro como persona: no es un enfermo, ni alguien sin capacidad de razonamiento o sin sentimientos, es una persona que piensa distinto a mí.
  2. Eliminar descalificativos que agudizan la polarización.
  3. Reconocer los intereses que nos diferencian, pero también los que nos unen como venezolanos.
  4. Reconocer los distintos tipos de conflicto y manejarlos pacifica y democráticamente.
  5. Negociar las diferencias no es eliminar las diferencias.
  6. Educar en valores y cultura de paz.
  7. Difundir información sobre el manejo constructivo y pacífico de conflictos.
  8. Respetar el punto de vista de su interlocutor y exponer sus ideas sin intentar hacer cambiar al otro de opinión.
  9. Explore la posibilidad de encontrar puntos comunes con quien defienda posiciones distintas a las suyas.
Fuente: RED DE APOYO PSICOLÓGICO-UCV (RAP-UCV)

Cuando sea grande quiero SER FELIZ

Más de una vez insistimos a nuestros hijos con la pregunta: “qué desean ser cuando sean grandes”…. tomando en consideración la misma,  les comparto una historia de un niño que responde a esa pregunta de una manera muy ejemplar. En mi caso particular me ha dejado muchas cosas sobre las cuáles pensar y para replantearnos como padres.

En el video que está más abajo (en el link), Logan Laplante, un chico de 13 años, nos muestra lo que realmente es importante aprender para la vida. Desde los 9 años sus padres lo sacaron de la educación tradicional para aprender desde casa, y es muy interesante escuchar sus planteamientos.

El chico dice que los niños desean ser siempre felices, saludables y creativos, pero que el sistema educativo no considera estos elementos. Por lo tanto, según él ser feliz se reduce a la práctica de estas 8 cosas:

  • Ejercicio
  • Dieta y Nutrición
  • Tiempo en la Naturaleza
  • Contribución y Servicios
  • Relaciones
  • Recreación
  • Relajación y Manejo del Estrés
  • Participación Espiritual o Religiosa

Además, propone un “HackShooling” o “Hackear la educación” y lo que se aprende, en el buen sentido de la palabra, ya que según él todo puede ser hackeado, es decir desconfigurado, explorado, mejorado e innovado.

Vale la pena verlo, no tiene desperdicio!
Link del video en YouTube Cuando Sea Grande Quiero Ser Feliz – Logan Laplante